Estética Ocular

OftalNova. Oftalmólogos especialistas en
Estética Ocular

Tratamientos y soluciones de Estética Ocular

Existen muchas variaciones patológicas que en su mayoría tienen tratamientos tópicos o quirúrgicos que mejoran la estética del paciente y, lo que es más importante, la recuperación de la función del ojo y de sus estructuras anexas.

OftalNova. Cirugía Oculoplástica:

Blefaroplastia (bolsas párpados) y Blefaroplastia láser:

¿Qué es la blefaroplastia?

La blefaroplastia es un procedimiento quirúrgico, estético o funcional de los párpados, que consiste en tratar el exceso de piel, músculo y/o grasa en esta zona del ojo, que pueden provocar una sensación de mirada triste o cansada. El principal objetivo de esta cirugía es corregir la caída del párpado y/o las bolsas que a menudo aparecen en la parte inferior.

Este exceso de tejido puede aparecer tanto el párpado superior (dermatochalasis), como en el párpado inferior (bolsas palpebrales)

Esta intervención permite rejuvenecer el rostro y la mirada, a través del levantamiento de los párpados y la reducción de las bolsas palpebrales, con la consiguiente disminución de arrugas en la zona ocular.

Asimismo, muchos pacientes experimentan una mejora de su agudeza visual, así como una menor pesadez palpebral, debidas a la eliminación del exceso de piel en los párpados, que, en ocasiones, puede llegar incluso a cubrir parte del ojo.

¿A quiénes va dirigida?

La blefaroplastia es una cirugía dirigida tanto a hombres como a mujeres con exceso de piel o bolsas en los párpados, que les impidan tener una buena visión o que les confieran un aspecto envejecido o cansado.

Generalmente, se desaconseja este procedimiento a mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Asimismo, puede estar contraindicada en pacientes que padecen ciertas enfermedades oculares o sistémicas o que toman un tipo de medicación concreto.

Blefaritis:

¿Qué es la blefaritis?

 

La blefaritis es una inflamación del borde de los párpados que se manifiesta con hinchazón y/o enrojecimiento.

Esta enfermedad puede aparecer en:

  • la zona externa de los párpados, es decir donde se encuentran las pestañas (blefaritis anterior)

  • la zona interna de los párpados, en contacto con el globo ocular (blefaritis posterior)

Asimismo, algunos pacientes pueden presentar otros síntomas como:

  • costras en los párpados o “caspa”

  • ojo lloroso

  • sensación de arenilla

  • picor ocular

Esta enfermedad palpebral puede deberse a distintas causas, en ocasiones relacionadas con enfermedades dermatológicas autoinmunes, como la psoriasis o la rosácea o con distintas infecciones bacterianas o por hongos.  También se relaciona a menudo la blefaritis con un mal uso de las lentes de contacto.

Sin embargo, probablemente, uno de los factores más importantes a tener en cuenta cuando se diagnostica y trata la blefaritis es su relación con el ojo seco. Precisamente, porque la inflamación palpebral se debe a que, en la mayoría de casos, existe un mal funcionamiento de las glándulas de meibomio, responsables de aportar lípidos a la lágrima para que pueda repartirse correctamente sobre la superficie del ojo y los párpados, con el objetivo de evitar su evaporación. En este sentido, cuando las glándulas de meibomio no funcionan correctamente, se pueden obstruir, dando lugar a sustancias que pueden irritar el ojo y que, al acumularse en los párpados, producen inflamación y enrojecimiento, además de sequedad ocular.

Otra causa muy común de blefaritis ligada al ojo seco es la presencia en los párpados de un ácaro llamado Demodex. Este parásito, de tamaño imperceptible para el ojo humano y presente en la piel del rostro y los párpados, puede ocasionar infecciones bacterianas dando lugar a una blefaritis. En este caso, para confirmar la presencia del ácaro en los párpados, suele ser necesario extraer una pestaña del paciente y examinarla bajo el microscopio.

 

¿A quiénes afecta?

 

La blefaritis puede aparecer a cualquier edad.

No obstante, es importante prestar especial atención a los niños y a las personas con factores de riesgo, como  los que padecen enfermedades autoinmunes o que ya la hayan padecido previamente, ya que podría producirse una recidiva.


__________________________________

1. Lávese las manos con abundante agua

2. Utilice una pequeña dosis de champú para bebés que no irrite los ojos

3. Añada un poco de agua y empape un algodón o bastoncito.

Oftalnova cirugia plastica ocular blefaritis solucion

4. Estire suavemente de su párpado hacia abajo e imprégnelo con el champú. Rote suavemente el párpado y entre las pestañas. Utilice un algodón o bastoncito diferente para cada ojo.

Oftalnova barcelona cirugia plastica ocular tratamiento blefaritis

5. Finalmente enjuáguese con agua tibia hasta retirar todos los restos de champú.

6. Repita el mismo proceso con el otro ojo.

Blefaroespasmo:

¿Qué es el blefarospasmo?

 

El blefarospasmo es la contracción patológica involuntaria de los músculos palpebrales, de la cara o de otras zonas oculares.

Esta condición puede afectar a uno o ambos ojos y, generalmente, se manifiesta a través de espasmos o tics oculares, que pueden ser rápidos o lentos e incontrolables para la persona que los padece.

Aunque la mayoría de blefarospasmos no suelen ser graves para la persona que los padece y no impiden que realice sus actividades diarias con normalidad, existen cuadros más graves, en los que el espasmo puede prolongarse e ir acompañado de dolor o molestias en las zonas oculares y/o faciales, así como de ceguera temporal durante la duración de la contracción.

Asimismo, el blefarospasmo se debe a distintas causas:

  • se estima que la mayoría de casos se producen debido a un trastorno neuronal funcional que impide el control del movimiento y que podría ser de origen genético.

  • otros casos, pueden deberse a un exceso de parpadeo, para solventar un déficit de lágrima en la superficie del ojo (sequedad ocular u ojo seco)

  • la toma de ciertos medicamentos


¿A quiénes va afecta?

 

El blefarospasmo puede presentarse durante la infancia, la adolescencia o la edad adulta.

En este sentido, es importante detectarlo a tiempo para que el especialista en oculoplástica pueda indicar el tratamiento más indicado, según el caso de cada paciente, especialmente si el blefarospasmo aparece en la infancia, ya que puede evolucionar afectando a otros grupos musculares.

Cáncer del párpado:

¿Qué es el cáncer de párpados?

El cáncer palpebral se caracteriza por tumoraciones malignas en la piel que cubre los párpados.

Pese a que este tipo de tumores son poco frecuentes, se estima que cerca del 90 % de los cánceres en las zonas oculares y de alrededor del ojo son palpebrales.

Por lo que se refiere a su tipología, el tumor palpebral que afecta a la mayoría de los pacientes es el carcinoma basocelular, un tipo de cáncer de piel que suele manifestarse en forma de bulto sobre la piel del párpado en diferentes formas. Asimismo, generalmente, se asocia a exposiciones solares prolongadas y sin la debida protección con gafas de sol o fotoprotectores.

Los cánceres palpebrales pueden aparecer tanto en el párpado inferior (en sus zonas interna y externa), como en la parte externa del párpado superior.

¿A quiénes afecta?

Generalmente, afecta a personas mayores de 50 años, especialmente si se han expuesto continuadamente al sol o a bronceados UV, así como si tienen antecedentes familiares. También puede aparecer en pacientes inmunodeprimidos.

Asimismo, es importante recalcar que algunos pacientes ya tratados con éxito de tumoraciones palpebrales cancerosas pueden experimentar de nuevo la enfermedad. Por ello, es importante que se sometan a revisiones periódicas con el oftalmólogo especializado en oculoplástica.,

Cantoplastia:

¿Qué es la cantoplastia?

La cantoplastia es una cirugía que consiste en modificar la posición y la forma del canto lateral, es decir, de la zona que forma el ángulo externo del párpado y que une el párpado superior con el inferior.

Con este procedimiento quirúrgico, se consigue tensar el párpado inferior, para conseguir una mejor simetría de la mirada, rejuveneciéndola. Asimismo, se logra una mejora funcional del párpado, en los casos en los que existe laxitud palpebral y/o desinserción o flacidez de los tejidos de la zona.

En ocasiones, es una técnica complementaria que se realiza para completar cirugías de ptosis o blefaroplastias.

¿A quiénes va dirigida?
Generalmente, se realiza una cantoplastia a personas que experimentan pérdida de elasticidad o caída del párpado a causa de la edad.
También puede realizarse en pacientes que han sufrido un accidente o una cirugía previa palpebral.

Cirugía de la ceja:

¿Qué es l cirugía de la ceja?

La cirugía de la ceja consiste en el levantamiento de esta zona, logrando una posición óptima, respecto al resto de rasgos y elementos de la mirada.

Esta intervención tiene por objetivo mejorar la apariencia del rostro y/o rejuvenecer la mirada elevándola y/o restableciendo las proporciones entre párpado y cejas

Con el paso del tiempo, es frecuente que la piel de la cara pierda elasticidad y tono, dando lugar a que ciertos tejidos, como las cejas, se vean afectados. Esta técnica, por si misma o unida a otros procedimientos médicos y quirúrgicos, ayuda a disminuir o eliminar las arrugas de la frente, así como de las zonas que se encuentran alrededor de los ojos.

Por lo que se refiere a su causa, la caída de la ceja puede estar también relacionada con enfermedades paralíticas o neurológicas.

¿A quiénes va dirigida?

La cirugía de la ceja está indicada para hombres y mujeres que deseen elevar o reposicionar sus cejas, ya sea porque su caída o su pérdida de elasticidad producen problemas estéticos o debido o a otros factores funcionales, como la caída de los párpados superiores.

Según el caso del paciente, es posible que se realice junto a otros procedimientos quirúrgicos, como una blefaroplastia o una cirugía de ptosis palpebral.

Chalación:

¿Qué es el chalación?

El chalación es un bulto que aparece en los párpados, producido por una obstrucción de las glándulas de meibomio, responsables de portar grasas a la película lagrimal.  Asimismo, en muchas ocasiones, el chalación es consecuencia de un orzuelo mal curado.

Si existe hinchazón, esta protuberancia sobre el párpado puede  producir dolor y en los casos, en los que el crecimiento es más importante, puede existir, además, una ligera afectación visual.

El chalación no es contagioso, aunque siempre es recomendable extremar las medidas de higiene palpebral si la persona lo tiene o es propensa a padecer chalaciones.

¿A quiénes va dirigida?

El chalación puede aparecer en hombres y mujeres, a cualquier edad. Sin embargo, existen factores de riesgo que pueden provocar su aparición:

  • haber padecido un orzuelo anteriormente

  • algunas enfermedades dermatológicas u oculares, como la blefaritis o la rosácea

Ectropión:

¿Qué es el ectropion?

El entropión es una malposición del párpado que provoca que este se gire hacia el interior del ojo, donde se encuentra el globo ocular.

Generalmente, el entropión afecta al párpado inferior, provocando que las pestañas entren en contacto con la córnea. En este sentido, las principales complicaciones del entropión son:

  • disminución de la visión

  • sensación de cuerpo extraño o arenilla

  • irritación ocular

  • dolor

  • ojo rojo

  • fotofobia (sensibilidad o molestia a la luz)

Por ello, según la severidad del caso, para tratar el entropión, además de la realización de una cirugía, es posible que sean precisos tratamientos complementarios, como pomadas o colirios lubricantes, antiinflamatorios o antibióticos.

¿A quiénes va dirigida?

El entropión suele afectar a personas mayores de 50-60 años, quienes suelen tenerlo presente en el párpado inferior, debido al proceso de envejecimiento.

Asimismo, existen otras situaciones o causas que pueden hacer que el ectropión aparezca:

  • cirugías oculares o palpebrales previas

  • causas congénitas o hereditarias

  • infecciones e inflamaciones oculares

  • un accidente o traumatismo

Entropión:

¿Qué es el entropión?

El entropión es una malposición del párpado que provoca que este se gire hacia el interior del ojo, donde se encuentra el globo ocular.

Generalmente, el entropión afecta al párpado inferior, provocando que las pestañas entren en contacto con la córnea. En este sentido, las principales complicaciones del entropión son:

  • disminución de la visión

  • sensación de cuerpo extraño o arenilla

  • irritación ocular

  • dolor

  • ojo rojo

  • fotofobia (sensibilidad o molestia a la luz)

Por ello, según la severidad del caso, para tratar el entropión, además de la realización de una cirugía, es posible que sean precisos tratamientos complementaros, como pomadas o colirios lubricantes, antiinflamatorios o antibióticos.

¿A quiénes va dirigida?

El entropión suele afectar a personas mayores de 50-60 años, quienes suelen tenerlo presente en el párpado inferior, debido al proceso de envejecimiento.

Asimismo, existen otras situaciones o causas que pueden hacer que el ectropión aparezca:

  • cirugías oculares o palpebrales previas

  • causas congénitas o hereditarias

  • infecciones e inflamaciones oculares

  • un accidente o traumatismo

Orzuelos:

¿Qué es el orzuelo?

El orzuelo es una infección palpebral bacteriana que se manifiesta en forma de bulto o grano con pus y que puede crecer dentro o fuera del borde del párpado. Generalmente, van acompañados de hinchazón palpebral y de dolor o molestia, aunque algunas personas no notan apenas estos síntomas.

Asimismo, los orzuelos no producen alteraciones visuales y es frecuente que desaparezcan, por sí mismos, a los pocos días de su aparición. No obstante, algunos orzuelos requieren tratamiento y seguimiento médico, especialmente, si no sanan tras algunos días.

Probablemente, uno de los aspectos a tener en cuenta cuando hablamos de orzuelos es el hecho de que no deben confundirse con el chalación, una alteración con sintomatología similar pero que suele cursar sin infección y, en ocasiones, como consecuencia de orzuelos mal curados.

Por lo que se refiere a su contagio, los orzuelos no suelen transmitirse de una persona a otra, no obstante, se recomienda a los pacientes que los padecen, extremar las medidas de higiene para evitar su transmisión.

¿A quiénes afecta?

El orzuelo puede aparecer en hombres y mujeres, a cualquier edad. Sin embargo, existen factores de riesgo que pueden provocar su aparición:

  • haber padecido un orzuelo anteriormente

  • una mala o incorrecta higiene palpebral

  • el uso de lentes de contacto

  • algunas enfermedades dermatológicas u oculares, como la blefaritis

Parálisis facial:

¿Qué es la parálisis facial?

La parálisis facial es la pérdida de movilidad en un lado de la cara. Esta puede ser total o parcial y se produce por un fallo nervioso facial.

Generalmente, la parálisis suele ir acompañada de asimetría facial, debilidad o caída de  los músculos faciales y/o lagrimeo.

Los pacientes con parálisis facial pueden experimentar dificultades o la imposibilidad de cerrar uno o ambos ojos, mover las cejas, sonreír o hablar. Si la parálisis impide la movilidad ocular, es posible los párpados no cierren correctamente, produciendo una exposición de la superficie ocular, que, a su vez, puede provocar alteraciones visuales, como sequedad ocular.

Por lo que se refiere a sus causas, la parálisis puede aparecer debida a diversos factores:

  • lesiones cerebrales

  • accidentes o traumatismos

  • enfermedades o trastornos nerviosos o neuronales (como la Parálisis de Bell)

  • infecciones

¿A quiénes afecta?

La mayoría de parálisis faciales son las llamadas parálisis de Bell. Pese a que se desconoce la causa exacta de esta enfermedad, se asocia a la presencia del virus del herpes. En esta línea, la parálisis de Bell suele tener buen pronóstico y la mayoría de pacientes recupera la movilidad facial. No obstante, los casos más graves pueden presentar secuelas que deben valorarse de forma personalizada.

Otras parálisis faciales, menos frecuentes pueden estar asociadas a:

  • accidentes o traumatismos

  • tumores del oído

  • la presencia de otros virus (como el zóster, causante de la varicela)

  • ciertas enfermedades autoinmunes o congénitas

¿En qué consiste la visita y qué pasos seguiré durante el tratamiento?

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda examinar la zona ocular, facial y palpebral. Probablemente, precisaré algunas pruebas complementarias.

Por lo que se refiere al abordaje de la parálisis facial, todo dependerá del grado de afectación, así como de la causa que la origine:

  • Algunos pacientes, mejoran con corticoides y antivirales.

  • En otros casos en los que el tratamiento médico no es suficiente, se opta por una cirugía, combinada con otras terapias, si es necesario. Si, además, existe exposición ocular u otras alteraciones visuales, se abordarán en paralelo, para conseguir los mejores resultados funcionales y estéticos.

Por último, tras realizar el tratamiento te indicaré la fecha de la próxima revisión, para poder  controlar la evolución de las opciones médicas o quirúrgicas, así como de la enfermedad.

Ptosis palpebral (párpado caído):

¿Qué es la ptosis?

La ptosis palpebral es la caída del párpado superior por el envejecimiento, causas congénitas u otras lesiones o enfermedades.

Pese a que la caída del párpado suele resultar antiestética para muchos pacientes, es importante tener en cuenta que la ptosis no es solo un problema estético: produce una limitación visual periférica (lateral y superior) más o menos severa en función del paciente y del área visual que cubre la piel palpebral. Por ello, debe ser valorada por un oftalmólogo especialista en oculoplástica, tan pronto como se detecte. Asimismo, muchos pacientes con ptosis tienen molestias cervicales, debido a que realizan movimientos de cuello y cabeza para tratar de compensar la falta de visión lateral producida por la caída del párpado.

La solución de la ptosis es quirúrgica en la mayoría de los casos y debe valorarse de forma personalizada, según el paciente y el grado de afectación: consiste en elevar el músculo del párpado hacia su posición normal.

¿A quiénes va dirigida?

Frecuentemente, la ptosis está ligada al proceso natural de envejecimiento y afecta a hombres y mujeres por igual.

Otras ptosis son congénitas, es decir, están presentes desde el nacimiento. En este caso, es esencial que sean valoradas desde los primeros meses de vida por un oftalmólogo oculoplástico y operadas tan pronto como sea posible, dado que la ptosis suele cubrir parte del ojo y puede influir en el desarrollo visual, así como psicomotor del niño.

Asimismo, existen otras causas de ptosis:

  • enfermedades oculares o de los párpados, como por ejemplo, un tumor

  • problemas musculares faciales, palpebrales o de la órbita

  • un traumatismo o accidente

¿Qué pasos seguiré si decido operarme?

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda conocer tu caso, expectativas y aconsejarte. Durante esta cita, realizaré una exploración completa de los párpados, así como del ojo y podré indicarte el procedimiento más indicado según las características de tu caso. También te informaré sobre todos los detalles quirúrgicos que tendrán lugar antes, durante y después de la intervención y, si lo deseas, podré citarte para la cirugía.

La cirugía de ptosis, generalmente, se lleva a cabo de forma ambulatoria, con anestesia local y sedación, tiene una duración aproximada de una hora y, al finalizar, te tendremos entre 1 y 2 horas en observación posoperatoria, momento tras el que podrás irte a casa para recuperarte.

La siguiente visita tendrá lugar, aproximadamente, 24h después, para que pueda comprobar el estado de los párpados y de las demás estructuras oculares. También te indicaré el tratamiento posoperatorio que deberás llevar a cabo.

Durante los siguientes días, es posible que experimentes algunas molestias o moratones, que irán disminuyendo progresivamente. No obstante, los pacientes no suelen experimentar dolor ni afectación de la visión.

A la semana de la intervención retiraremos las suturas y podrás reincorporarte a tus actividades diarias.

 

¿Tendré cicatrices?

 

La cicatriz es imperceptible y se realiza sobre el pliegue palpebral, para evitar que sea visible.
Los resultados definitivos pueden variar según el paciente. No obstante, acostumbran a apreciarse tras algunas semanas.

Traumatismos palpebrales:

¿Qué es el traumatismo palpebral?

Los traumatismos palpebrales son motivo de consulta urgente con el oftalmólogo para que pueda valorar el alcance de la lesión. Para ello, es esencial que el especialista realice un examen exhaustivo de las zonas externas e internas del ojo y pueda indicar el tratamiento más indicado, según el caso de cada paciente.

En los casos de traumatismos palpebrales y oculares, es importante tener en cuenta que el grado de dolor no siempre  indica la severidad del caso, es decir, que lesiones muy graves pueden no presentar molestias. Por ello, es imprescindible la valoración de un especialista con experiencia en este tipo de traumatismos, lo antes posible.

¿A quiénes va dirigida?

Los traumatismos oculares pueden ocurrir a cualquier edad, muchos de ellos están ligados a la práctica deportiva o a otro tipo de accidentes muy variados.

¿En qué consiste la visita y qué pasos seguiré durante el tratamiento?

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda examinar la zona ocular y palpebral. Asimismo, es posible que deba hacerte pruebas complementarias, para garantizar un correcto diagnóstico, así como para determinar la causa de las complicaciones que puedan surgir.

Por lo que se refiere a los tratamientos, pueden ser muy variados, según la gravedad del caso:

  • muchas lesiones palpebrales no requieren cirugía

  • si existe una herida o lesión que comprometa la funcionalidad del párpado, probablemente, habrá que realizar una intervención para restaurarlo

  • complementariamente, puede ser preciso aplicar un tratamiento médico con antibióticos o antiinflamatorios.

Asimismo, los traumatismos palpebrales pueden requerir otro tipo de abordajes médicos o quirúrgicos, si existe afectación de otras estructuras oculares.

Por último, tras el tratamiento, te indicaré la fecha de la próxima revisión, para poder  controlar la evolución de la enfermedad.

Tumores benignos del párpado:

¿Qué son los tumores benignos palpebrales?

Los tumores benignos del párpado se manifiestan en forma de bultos o granos y suelen tener un crecimiento lento.

Asimismo, este tipo de tumoraciones raramente produce dolor o molestia en los pacientes que la padecen. No obstante, algunas personas notan picor o escozor.

Pese a que los tumores palpebrales benignos no son graves, es imprescindible acudir al oftalmólogo tan pronto como se detectan, para que pueda diagnosticarlos y tratarlos a tiempo.

En esta línea, hay que tener en cuenta que aunque las tumoraciones benignas palpebrales no sean severas, es importante extirparlas o realizarles un seguimiento periódico, ya que algunas de ellas pueden transformarse en tumores malignos, con el paso del tiempo.

Es importante no confundir este tipo de tumores con otras lesiones palpebrales, como el orzuelo o el chalación, que pueden presentar una forma parecida.  Por lo que se refiere a los tipos más comunes de tumores benignos palpebrales son los siguientes:

  • nevus

  • papilomas

  • pólipos

  • hemangiomas

¿A quiénes afectan?

Los tumores benignos del párpado pueden aparecer a cualquier edad, aunque algunas personas tienen más predisposición por sus hábitos, tipo de piel o debido a causas hereditarias.

Por otro lado, algunos de ellos pueden presentarse desde el nacimiento, como los hemangiomas palpebrales, que suelen tener un crecimiento rápido y extirparse durante la infancia.

¿En qué consiste la visita y qué pasos seguiré durante el tratamiento?

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda examinar la zona ocular y palpebral. Asimismo, es posible que deba hacerte pruebas complementarias, para garantizar un correcto diagnóstico, así como para confirmar el tipo de tumor palpebral y la mejor forma de abordarlo.

El tratamiento de los tumores benignos palpebrales suele ser su extracción quirúrgica. Para ello, intentaré, siempre que me sea posible, realizar incisiones mínimas. Pese a ello, los casos más severos pueden requerir la extracción de una parte del párpado y su posterior reconstrucción para garantizar que vuelva a ser funcional y estético.

Por último, tras realizar el tratamiento te indicaré la fecha de la próxima revisión, para poder  controlar la evolución de la enfermedad.

Retracción palpebral:

¿Qué es la retracción palpebral?

La retracción palpebral es una malposición palpebral que consiste en una posición anormal del párpado inferior o superior, que suele impedir que los ojos se cierren correctamente.

Precisamente por ello, las retracciones palpebrales suelen exponer, en mayor o menor medida, la superficie del ojo, provocando que este quede al descubierto. En esta línea, algunas de las principales consecuencias son irritación o sequedad ocular, que pueden afectar al paciente en mayor o menor medida, según el grado de retracción del párpado y su tiempo de evolución.

Por lo que se refiere a su tratamiento, se realiza una intervención quirúrgica dirigida a corregir la retracción palpebral. Asimismo, durante la operación es posible que se realicen diferentes técnicas, según el caso que presente el paciente.

¿A quiénes afecta?

La retracción palpebral puede presentarse en hombres y mujeres.

Asimismo, puede deberse a diferentes causas, las más comunes son las siguientes:

  • envejecimiento

  • enfermedades sistémicas, principalmente de la tiroides

  • cirugías oculares previas

  • altas miopías

  • un accidente o traumatismo

  • una malposición palpebral congénita

¿Qué pasos seguiré si decido operarme?

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda conocer tu caso. Durante esta cita, realizaré una exploración completa de los párpados, así como del ojo y podré indicarte el procedimiento más indicado según las características de tu caso. También te informaré sobre todos los detalles quirúrgicos que tendrán lugar antes, durante y después de la intervención y, si lo deseas, podré citarte para la cirugía.

La cirugía de retracción palpebral, generalmente, se lleva a cabo de forma ambulatoria, con anestesia local y sedación, tiene una duración aproximada de una hora y, al finalizar, te tendremos entre 1 y 2 horas en observación posoperatoria, momento tras el que podrás irte a casa para recuperarte.

La siguiente visita tendrá lugar, aproximadamente, 24h después, para que pueda comprobar el estado de los párpados y de las demás estructuras oculares. También te indicaré el tratamiento posoperatorio que deberás llevar a cabo.

Durante los siguientes días, es posible que experimentes algunas molestias o moratones, que irán disminuyendo progresivamente.

Asimismo, los pacientes no suelen experimentar dolor ni afectación de la visión.

A la semana de la intervención retiramos las suturas y podrás reincorporarte a tus actividades diarias.

 

¿Tendré cicatrices?

 

Las cicatrices se notarán en mayor o menor medida, según la gravedad del caso y de las técnicas quirúrgicas que deba llevar a cabo. No obstante, realizo cirugías mínimamente invasivas, con el fin de que no hayan cicatrices visibles.

Los resultados definitivos pueden variar según el paciente. No obstante, acostumbran a apreciarse tras algunas semanas.

Xantelasmas:

¿Qué son los xantelasmas?

Los xantelasmas son un tipo de tumores benignos palpebrales que se manifiestan en forma de pequeños bultos amarillentos, en el párpado superior o inferior y cerca del lagrimal.

Aunque los xantelasmas no producen problemas oculares ni síntomas, como dolor o molestia, pueden resultar muy antiestéticos para la persona que los padece. Por ello, su tratamiento suele ser su extirpación quirúrgica, realizando un peeling o utilizando un láser, según el caso de cada paciente.

Las personas que padecen xantelasmas pueden volver a tenerlos una vez extirpados, ya que este tipo de tumores pueden crecer nuevamente.

¿A quiénes afecta?

Los xantelasmas pueden aparecer en hombres y mujeres.

Generalmente, se relacionan con la presencia de lípidos en sangre, ya sea debida a causas hereditarias o hábitos adquiridos, como una mala alimentación. Suelen afectar a personas que padecen las siguientes enfermedades o condiciones:

  • colesterol alto

  • diabetes

  • enfermedades de la piel

  • cirrosis

¿En qué consiste la visita y qué pasos seguiré durante el tratamiento?

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda examinar la zona ocular y palpebral. Asimismo, es posible que deba hacerte pruebas complementarias, para garantizar un correcto diagnóstico.

El tratamiento de los xantelasmas, generalmente, se lleva a cabo de forma ambulatoria, tanto si es quirúrgico, como con un peeling o láser.

Durante los siguientes días, es posible que experimentes algunas molestias o moratones, que irán disminuyendo progresivamente.

No experimentarás dolor ni afectación de la visión.

Según el tratamiento que hayamos realizado, podrás incorporarte paulatina o prácticamente inmediatamente a tus actividades cotidianas.

Por último, tras realizar el tratamiento te indicaré la fecha de la próxima revisión, para poder  controlar la evolución de la enfermedad.

Dacriocistorrinostomía (DCR):

¿Qué es la dacriocistorrinostomía?

La dacriocistorrinostomía (DCR) es una cirugía que tiene por objetivo tratar las obstrucciones del conducto (o vía) nasolagrimal, responsable del drenaje de la lágrima.

Este procedimiento quirúrgico se realiza, muy frecuentemente, a personas que padecen lagrimeo crónico, como consecuencia de estas obstrucciones de la vía nasolagrimal.

La intervención suele tener muy buen pronóstico y puede realizarse de forma externa, a través de la piel o interna, por la nariz del paciente por vía endoscópica. Asimismo, consiste en generar un nuevo canal para drenar la lágrima, desde el lagrimal hasta la nariz. Esto se logra utilizando unos tubos de silicona, que se extraen posteriormente, y que permiten que la lágrima vuelva a drenar correctamente.

¿A quiénes va dirigida?

La dacriocistorrinostomía está dirigida a pacientes que padecen ojos llorosos, lagrimeo crónico o infecciones de la via lagrimal por obstrucciones en la vía nasolagrimal.

Lagrimeo crónico:

¿Qué es el lagrimeo crónico?

El lagrimeo crónico es un síntoma, que puede resultar muy molesto y que suele estar relacionado con las siguientes enfermedades:

  • obstrucciones en el conducto nasolagrimal, que producen un mal drenaje de la lágrima del lagrimal hacia la nariz, provocando su salida en exceso.

  • ojo seco, aunque pueda parecer contradictorio, se debe a una reacción del organismo, que intenta combatir la sequedad ocular con una sobreproducción de lágrimas. Estas suelen ser de mala calidad, por lo que se refiere a su composición y rápida evaporación.

  • malposiciones palpebrales, como el entropión  o accidentes/traumatismos.

Como puede deberse a distintas causas, el abordaje del ojo lloroso crónico se centra en corregirlas o mitigarlas:

  • las obstrucciones del conducto nasolagrimal se tratan con una cirugía llamada dacriocistorrinostomía (DCR)

  • si el lagrimeo crónico se debe a un ojo seco, el abordaje suele ser médico e incluye fármacos lubricantes dirigidos a preservar la superficie ocular y una buena higiene palpebral, entre otros.

  • los traumatismos o malposiciones palpebrales que producen lagrimeo crónico pueden precisar, además de una cirugía reconstructiva funcional y/o estética, otros procedimientos complementarios, a valorar según el paciente.

¿A quiénes afecta?

El lagrimeo crónico afecta a ambos sexos.

Sin embargo, las mujeres suelen tener mayor predisposición, dado que:

  • el ojo seco suele aparecer ligado a causas hormonales, como la menopausia

  • con el envejecimiento, tienen mayor predisposición a padecer cambios en el conducto nasolagrimal que produzcan obstrucciones o un mal drenaje

  • su anatomía favorece la aparición de obstrucciones

También se relaciona el ojo lloroso crónico con el uso de ciertos fármacos para tratar la hipertensión ocular y a tratamientos oncológicos.

 

¿En qué consiste la visita y qué pasos seguiré durante el tratamiento?

 

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda examinar la zona ocular y palpebral. Asimismo, es posible que deba hacerte pruebas complementarias, para garantizar un correcto diagnóstico, así como para determinar la causa del ojo lloroso crónico.

Según su causa se suele tratar de la siguientes formas:

  • realizando una cirugía llamada dacriocistorrinostomía (DCR)

  • llevando a cabo cirugías del punto lagrimal y del conducto lagrimal superior

  • a través de una intubación de la via lagrimal

  • realizando una cirurgía del párpado inferior

  • con tratamientos médicos personalizados para el ojo seco

Por último, tras realizar o indicarte el tratamiento te indicaré cuando tendrá lugar la próxima revisión, para poder  controlar la evolución de la enfermedad.

Pterigium y pinguécula:

¿Qué es el pterigium?

El pterigium o pterigio es el crecimiento anormal de la membrana de la conjuntiva sobre la córnea.

Generalmente, comienza a crecer a raíz de otro proceso llamado pinguécula, que aparece en forma de mancha blanquecina o amarilla, entre los bordes de los párpados.

Pese a que ninguno de los dos procesos suele causar un malestar intenso, algunos pacientes manifiestan irritación o molestias al parpadear.

Se estima que el pterigium y la pinguécula se producen, principalmente, a causa de la exposición a los rayos ultravioleta del sol.

¿A quiénes afectan?

Generalmente, el pterigium y la pinguécula afectan a personas que están mucho tiempo en ambientes externos expuestos al sol, ya sea por motivos profesionales o por ocio.

Asimismo, los pacientes que experimentan la aparición de una pinguécula a edades tempranas, tienen más riesgo de desarrollar un pterigium, en el futuro.

 

Tratamiento 

 

El pterigium y la pinguécula se suelen tratar, en una primera fase, con lubricantes oculares, dirigidos a mitigar las molestias que producen. Y, si existe inflamación, se prescriben, además, antiinflamatorios o corticoides.

La pinguécula solo se opera si causa molestias al paciente.

El pterigium se suele intervenir cuando ocupa más de 2 mm en la córnea, afectando a la visión. La cirugía consiste en extirparlo, asegurando que la zona quede limpia para que no se reproduzca.  Además, se suele realizar un injerto en la zona de la conjuntiva de la que se ha extraído el pterigium.

Durante el postoperatorio, el paciente puede experimentar ojo rojo y algunas molestias, que van desapareciendo conforme se recupera. También se prescriben fármacos con corticoides, antibióticos y lubricantes oculares.

Pterigium y pinguécula:

¿Qué es el pterigium?

El pterigium o pterigio es el crecimiento anormal de la membrana de la conjuntiva sobre la córnea.

Generalmente, comienza a crecer a raíz de otro proceso llamado pinguécula, que aparece en forma de mancha blanquecina o amarilla, entre los bordes de los párpados.

Pese a que ninguno de los dos procesos suele causar un malestar intenso, algunos pacientes manifiestan irritación o molestias al parpadear.

Se estima que el pterigium y la pinguécula se producen, principalmente, a causa de la exposición a los rayos ultravioleta del sol.

¿A quiénes afectan?

Generalmente, el pterigium y la pinguécula afectan a personas que están mucho tiempo en ambientes externos expuestos al sol, ya sea por motivos profesionales o por ocio.

Asimismo, los pacientes que experimentan la aparición de una pinguécula a edades tempranas, tienen más riesgo de desarrollar un pterigium, en el futuro.

 

Tratamiento 

 

El pterigium y la pinguécula se suelen tratar, en una primera fase, con lubricantes oculares, dirigidos a mitigar las molestias que producen. Y, si existe inflamación, se prescriben, además, antiinflamatorios o corticoides.

La pinguécula solo se opera si causa molestias al paciente.

El pterigium se suele intervenir cuando ocupa más de 2 mm en la córnea, afectando a la visión. La cirugía consiste en extirparlo, asegurando que la zona quede limpia para que no se reproduzca.  Además, se suele realizar un injerto en la zona de la conjuntiva de la que se ha extraído el pterigium.

Durante el postoperatorio, el paciente puede experimentar ojo rojo y algunas molestias, que van desapareciendo conforme se recupera. También se prescriben fármacos con corticoides, antibióticos y lubricantes oculares.

OftalNova. Medicina Estética, Rellenos (ácido hialurónico):

Menú

Modulo-cita-on-line-para-web

Preguntas Frecuentes:

¿Si me opero las bolsas de los ojos afectará a mi visión?

La blefaroplastia es una cirugía con muy buenos resultados estéticos siempre que no se sobrepase su efecto; o sea, si quedan los ojos excesivamente abiertos (sobre todo al dormir) padeceremos sequedad ocular con posibilidad de alterar la superficie ocular (córnea y conjuntiva).

Mi hijo tiene el párpado caído cuando debo operarle?

Si la ptosis palpebral (caída del párpado) ocluye la pupila, debemos operarle de inmediato porque sino el ojo no tendrá aprendizaje visual y tendremos un ojo vago (ambliopía por deprivación).

Ver Patologías Infantiles

¿ Es peligroso que las pestañas se metan hacia dentro el ojo?

La distriquiasis (o eversión hacia el ojo de las pestañas) puede causar úlcera córneal más infección por el roce continuo y si no se corrige la posición podemos llegar a perforar la córnea.

¿Por qué hay tantos tipos de lágrimas en la farmacia?

Según el componente de la película lagrimal que falle necesitaremos un tipo u otro de lubricante o lágrima artificial.
El film lagrimal está compuesto de tres capas: mucina, agua y lípidos. En función del déficit de una de estas fracciones se necesitará su sustitución por una lágrima más acuosa o más densa.

Solicite visita y le recomendaremos el tipo de lágrima más indicada para ursted

Aumento de labios:

¿Qué es el aumento de labios?

 

El aumento de labios con ácido hialurónico es un tratamiento que consigue mejorar el aspecto de esta zona, respetando su forma, armonía y naturalidad.

La infiltración de ácido hialurónico, además de aportar volumen, hidrata los labios durante aproximadamente, 6-12 meses.

También se puede conseguir que se disimulen las pequeñas arrugas de los labios, conocidas como “código de barras”.

Es un tratamiento ambulatorio, indoloro, que se realiza en una sola sesión, bajo anestesia tópica (en crema) o, en casos puntuales, bajo anestesia local.

 

¿Quiénes pueden realizarse un aumento de labios con ácido hialurónico?

 

El aumento de labios está indicado a pacientes que busquen una remodelación labial o aumentar el volumen de sus labios con unos resultados más prolongados en el tiempo.

Además, el ácido hialurónico también eleva las comisuras y corrige las arrugas (código de barras).

 

¿Cuánto dura el efecto del ácido hialurónico?

 

La duración del tratamiento depende de distintos factores, como:

  • el metabolismo del paciente

  • la hidratación del organismo de a persona que se somete al tratamiento

  • de la época del año en que se realiza

 

¿Qué pasos seguiré si decido tratarme?

 

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda conocer tu caso, expectativas y aconsejarte. Durante esta cita, te asesoraré, según tus expectativas, sobre este tratamiento. Generalmente, el tratamiento de aumento de labios con acido hialuronico suele tener muy buenos resultados.

También te informaré sobre todos los detalles que tendrán lugar antes, durante y después del tratamiento y, si lo deseas, podré realizártelo el mismo día o darte hora para realizarlo en otro momento.

El tratamiento se realiza en consulta, de forma no invasiva y tiene una duración máxima de 30 minutos. Según la zona a tratar se aplica un tipo de anestésico local u otro. Asimismo, al finalizar el tratamiento, podrás regresar a tus actividades diarias, prácticamente sin marcas.

A la semana te citaré para valorar los resultados y, si es necesario, podré realizar algún retoque (para aportar un poco más de volumen o definir más alguna zona de los labios).

Los resultados de la se aprecian totalmente, a partir de 7-10 días del tratamiento y su efecto dura entre 6 y 12 meses.

 

¿Notaré alguna marca?

 

Tras el tratamiento y desde las primeras 24-48h hasta la semana posterior, es posible que notes el labio inflamado o hinchado, la piel enrojecida o alguna pequeña marca, que no te impedirá realizar tus actividades diarias.

Aumento de pómulos:

¿Qué es el aumento de pómulos?

 

El aumento de pómulos sin cirugía es un tratamiento que consigue mejorar el aspecto del tercio medio y del tercio inferior de la cara, respetando su forma, armonía y naturalidad.

La infiltración de ácido hialurónico o de hidroxiapatita cálcica , además de voluminizar, aporta una hidratación a los pomulos durante un tiempo variable entre 9 y 12 meses.

También se puede conseguir que se disimulen las pequeñas arrugas del los surcos nasojugal y nasolabial.

Es un tratamiento ambulatorio, indoloro, que se realiza en una sola sesión, bajo anestesia tópica en crema o, en casos puntuales, bajo anestesia local.

 

¿Quiénes pueden realizarse un aumento de pómulos?

 

El Aumento de pomulos está indicado para pacientes que busquen mejorar los volúmenes del tercio medio de la cara, con unos resultados más prolongados en el tiempo.

Al remarcar los pómulos, conseguimos que nuestro óvalo facial se afine y así embellecer y rejuvenecer el rostro (lífting sin cirugía).

El aumento de pómulos sin cirugía se puede combinar con toxina botulínica, bioestimulacion facial, tratamiento de las ojeras y peelings faciales.

 

¿Cuánto dura el efecto de este tratamiento?

La duración del tratamiento depende de distintos factores, como:

  • el metabolismo del paciente

  • la hidratación del organismo de a persona que se somete al tratamiento

  • de la época del año en que se realiza

Generalmente, dura entre 9 y 18 meses.

¿Qué pasos seguiré si decido tratarme?

 

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda conocer tu caso, expectativas y aconsejarte. Durante esta cita, te asesoraré, según tus expectativas, sobre este tratamiento.

En líneas generales, el tratamiento de aumento de pómulos suele tener muy buenos resultados.

También te informaré sobre todos los detalles que tendrán lugar antes, durante y después del tratamiento y, si lo deseas, podré realizártelo el mismo día o darte hora para realizarlo en otro momento.

El tratamiento se realiza en consulta, de forma no invasiva y tiene una duración máxima de 30 minutos. Según la zona a tratar se aplica un tipo de anestésico local u otro. Asimismo, al finalizar el tratamiento, podrás regresar a tus actividades diarias, prácticamente sin marcas.

A la semana, realizaré una valoración de los resultados y si es necesario podré retocarte por si necesitas un poco más de volumen o definir más algún área de los pómulos.

Los resultados se aprecian totalmente, a partir de 7-10 días del tratamiento.

 

¿Notaré alguna marca?

 

Tras el tratamiento y desde las primeras 24-48h hasta la semana posterior, es posible que notes el labio inflamado o hinchado, la piel enrojecida o alguna pequeña marca, que no te impedirá realizar tus actividades diarias.

Tratamiento de la ojera:

¿Qué es el tratamiento de la ojera?

 

Las ojeras se caracterizan por el oscurecimiento periocular, que otorga a los ojos un aspecto cansado y envejecido.

Son un problema bastante común. Se deben principalmente a que la piel del contorno de los ojos es muy sensible y fina, con solo 0.5 milímetros de espesor, es decir, cinco veces más fina que la del resto de la cara, haciéndola más propensa a la aparición de ojeras y / o bolsas.

Asimismo, las ojeras surgen principalmente a causa de:

  • la falta de sueño

  • una dilatación local de los vasos sanguíneos

  • el envejecimiento

  • la herencia

Por otro lado, existen diferentes tipos de ojera:

  • Valle de lágrimas. Se caracterizan por surco muy marcado que va desde el canto interno del ojo a la mejilla fruto del envejecimiento o por disminución de la grasa.

  • Ojeras vasculares. Tienen un color violáceo causado por una piel muy fina en esa área que permite vislumbrar los vasos sanguíneos que hay debajo.

  • Ojeras pigmentadas. Causadas por el aumento de la melanina de la piel de los párpados por herencia genética, por dermatitis atópica o eccemas en la zona.

 

¿Quiénes pueden tratarse las ojeras?

 

El tratamiento de las ojeras con acido hialuronico está indicado para pacientes que busquen rejuvenecer su mirada con unos resultados más prolongados en el tiempo.

Al corregir el hundimiento de la zona periocular, la mirada aparece mas joven, descansada y luminosa.

 

¿Cuánto dura el el tratamiento de las ojeras con ácido hialurónico?

 

La duración del tratamiento depende del metabolismo del mismo paciente, de la edad, de la hidratación del organismo y también de la época del año en la cual se realiza.

Generalmente, el tratamiento suele durar entre 9 y 18 meses.

 

¿Qué pasos seguiré si decido tratarme?

 

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda conocer tu caso, expectativas y aconsejarte. Durante esta cita, te asesoraré, según tus expectativas, sobre este tratamiento.

En líneas generales, el tratamiento de las ojeras suele tener muy buenos resultados.

También te informaré sobre todos los detalles que tendrán lugar antes, durante y después del tratamiento y, si lo deseas, podré realizártelo el mismo día o darte hora para realizarlo en otro momento.

El tratamiento se realiza en consulta, de forma no invasiva y tiene una duración máxima de 30 minutos. Según la zona a tratar se aplica un tipo de anestésico local u otro. Asimismo, al finalizar el tratamiento, podrás regresar a tus actividades diarias, prácticamente sin marcas.

A la semana, realizaré una valoración de los resultados y si es necesario puedo retocarte por si necesitas un poco más de volumen o definir más algún área de las ojeras.

Los resultados de la se aprecian totalmente, a partir de 7-10 días del tratamiento.

 

¿Notaré alguna marca?

 

Durante las primeras 24-48h hasta 1 semana es posible que notes las ojeras algo inflamadas o hinchadas, la piel enrojecida o alguna pequeña marca, que no te impedirán realizar tus actividades diarias.

Tratamiento de los surcos nasogeniano:

¿Qué es el tratamiento de los surcos nasogenianos?

 

El tratamiento de los surcos nasogenianos consigue mejorar el aspecto del tercio inferior de la cara, respetando su forma, armonía y naturalidad, reduciendo las arrugas que se forman entre la nariz y las comisuras de los labios o también llamadas «arrugas de la risa».

La infiltración de ácido hialurónico, además de voluminizar, aporta una hidratación durante un tiempo variable (entre 9 y 12 meses).

También se puede conseguir que se disimulen las pequeñas arrugas del los surcos.

En la mayoría de los casos, el tratamiento para surcos nasogenianos se combina con otros rellenos (aumento de pomulos, línea mandibular, mentón, labios) para optimizar el resultado final.

Es un tratamiento ambulatorio e indoloro, que se realiza en una sola sesión, bajo anestesia tópica en crema o, en casos puntuales, bajo anestesia local.

 

¿Quiénes pueden tratarse los surcos nasogenianos?

 

El tratamiento para surcos nasogenianos está indicado para pacientes que busquen mejorar los volúmenes del tercio medio e inferior de la cara, con unos resultados más prolongados en el tiempo.

Al reestablecer esas proporciones volumétricas, se reducen las arrugas que se forman entre la nariz y las comisuras de los labios.

Así conseguimos que el óvalo facial se afine y así embellecer y rejuvenecer el rostro (lífting sin cirugía).

Ademas, el tratamiento se puede combinar contoxina botulínica, bioestimulacion facial, tratamiento de las ojeras,peelings faciales.

 

¿Cuánto dura el el tratamiento?

 

La duración del tratamiento depende del metabolismo del mismo paciente, de la edad, de la hidratación del organismo y también de la época del año en la cual se realiza.

Generalmente, el tratamiento suele durar entre 9 y 18 meses.

 

¿Qué pasos seguiré si decido tratarme?

 

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda conocer tu caso, expectativas y aconsejarte. Durante esta cita, te asesoraré, según tus expectativas, sobre este tratamiento. En esta línea, el tratamiento suele tener muy buenos resultados.

También te informaré sobre todos los detalles que tendrán lugar antes, durante y después del tratamiento y, si lo deseas, podré realizártelo el mismo día o darte hora para realizarlo en otro momento.

El tratamiento se realiza en consulta, de forma no invasiva y tiene una duración máxima de 30 minutos. Según la zona a tratar se aplica un tipo de anestésico local u otro. Asimismo, al finalizar el tratamiento, podrás regresar a tus actividades diarias, prácticamente sin marcas.

A la semana, valoraré los resultados y si es necesario puedo retocarte por si necesitas un poco más de volumen o definir más algún área de los pómulos.

Los resultado se aprecian totalmente, a partir de 7-10 días del tratamiento.

 

¿Notaré alguna marca?

 

Durante las primeras 24-48h hasta 1 semana es posible que notes las ojeras algo inflamadas o hinchadas, la piel enrojecida o alguna pequeña marca, que no te impedirán realizar tus actividades diarias.

Rellenos de ácido hialurónico para Arrugas, Código de barras y Líneas de marioneta:

¿Qué son los rellenos con ácido hiaurónico?

 

El ácido hialurónico es una sustancia que está presente naturalmente en nuestra piel.

Con el paso del tiempo, nuestra dermis, va perdiendo sus propiedades, dando lugar a arrugas, pérdida de tono y arrugas.

Las inyecciones de ácido hialurónico o fillers pueden tener varios objetivos, como por ejemplo:

  • conseguir un efecto rejuvenecedor, rellenando arrugas, como las de la frente o las que aparecen entre los labios y los pómulos (líneas de marioneta)

  • lograr un aspecto descansado,  rellenando surcos, como las ojeras

  • modificar la forma del rostro, para que resulte más armónica, por ejemplo, rellenando los pómulos (efecto de cara más alargada) o los labios, para que resulten más gruesos

  • voluminizar zonas de la cara que han perdido sus proporciones con el paso del tiempo (pómulos, mentón y línea mandibular)

El tratamiento consiste en inyectar pequeñas cantidades de ácido hialurónico en las zonas a tratar.

Los resultados se aprecian prácticamente de inmediato, aunque se pueden ver en su totalidad pasados 7-10 días. Asimismo, los efectos del ácido hialurónico duran entre 6 y 18 meses, tras su inyección, dependiendo del paciente y la zona tratada.

A diferencia del botox o toxina botulínica, las inyecciones de ácido hialurónico, se aplican en zonas donde normalmente existe presencia de colageno, con el fin de restablecer el volumen normal. Por su parte, la toxina botulínica  tiene un efecto relajador de los músculos en los que se inyecta, provocando una parálisis temporal.

Los rellenos con ácido hialurónico son un tratamiento seguro y no tienen prácticamente contraindicaciones o efectos adversos, aunque algunos pacientes experimentan rojez en la zona tratada, así como una ligera inflamación o abultamiento. Estos síntomas suelen desaparecer progresivamente, los días siguientes al tratamiento.

 

¿Quiénes pueden realizarse rellenos con ácido hialurónico?

 

Los rellenos con ácido hialurónico pueden aplicarse tanto en hombres, como en mujeres, a partir de los 18 años, ya que son muchas las zonas que se pueden tratar con fines cosméticos:

  • arrugas faciales

  • labios

  • líneas de marioneta y código de barras

  • ojeras

  • pómulos

  • mentón

  • arco mandibular

  • nariz

 

¿Qué pasos seguiré si decido tratarme?

 

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda conocer tu caso, expectativas y aconsejarte. Durante esta cita, te asesoraré, según tus expectativas y el estado general del rostro, sobre este tratamiento y/o otros complementarios para conseguir tus objetivos.

También te informaré sobre todos los detalles que tendrán lugar antes, durante y después del tratamiento y, si lo deseas, podré realizártelo el mismo día o darte hora para realizarlo en otro momento.

La inyección de rellenos con ácido hialurónico se realiza en consulta, de forma no invasiva y tiene una duración máxima de 30 a 45 minutos. Asimismo, al finalizar el tratamiento, podrás regresar a tus actividades diarias, prácticamente sin marcas.

Los resultados de la inyección de ácido hialurónico se aprecian totalmente, a partir de 7-10 días del tratamiento, aunque ya verás los primeros cambios al salir de la consulta.

Por lo que se refiere a las recomendaciones tras el tratamiento con ácido hialurónico, son las siguientes:

  • no tomar el sol, ni rayos UVA, durante los primeros días

  • no realizar masajes en las zonas tratadas

  • no beber alcohol

 

¿Notaré alguna marca?

 

En general, depende del paciente y de su tipo de piel.

Durante las primeras 24-48h es posible que notes la piel enrojecida o alguna pequeña marca o bultito, que no te impedirá realizar tus actividades diarias.

OftalNova. Rejuvenecimiento ocular y facial:

Bolsas palpebrales:

Blefaroplastia (Bolsas palpebrales)

 

La blefaroplastia es un procedimiento quirúrgico, estético o funcional de los párpados, que consiste en tratar el exceso de piel, músculo y/o grasa en esta zona del ojo, que pueden provocar una sensación de mirada triste o cansada. El principal objetivo de esta cirugía es corregir la caída del párpado y/o las bolsas que a menudo aparecen en la parte inferior.

Este exceso de tejido puede aparecer tanto el párpado superior (dermatochalasis), como en el párpado inferior (bolsas palpebrales)

Esta intervención permite rejuvenecer el rostro y la mirada, a través del levantamiento de los párpados y la reducción de las bolsas palpebrales, con la consiguiente disminución de arrugas en la zona ocular.

Asimismo, muchos pacientes experimentan una mejora de su agudeza visual, así como una menor pesadez palpebral, debidas a la eliminación del exceso de piel en los párpados, que, en ocasiones, puede llegar incluso a cubrir parte del ojo.

 

¿A quiénes va dirigida?

 

La blefaroplastia es una cirugía dirigida tanto a hombres como a mujeres con exceso de piel o bolsas en los párpados, que les impidan tener una buena visión o que les confieran un aspecto envejecido o cansado.

Generalmente, se desaconseja este procedimiento a mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Asimismo, puede estar contraindicada en pacientes que padecen ciertas enfermedades oculares o sistémicas o que toman un tipo de medicación concreto.

Peeling facial:

¿Qué es el peeling facial?

 

El peeling es una terapia de medicina estética que permite realizar una exfoliación química o mecánica. ​

Durante el tratamiento se aplican productos químicos, con el objetivo de eliminar las capas más superficiales de la piel y lograr el efecto de reparación y regeneración tisular.

 

¿Quiénes pueden realizarse este tratamiento?

 

Tanto hombres como mujeres pueden realizarse un peeling.

Sus principales beneficios son:

  • reducir o eliminar cicatrices visibles, como las del acné

  • reducir o eliminar las machas de la piel

  • mejorar la calidad de la dermis, dotándola de un aspecto radiante e hidratado

 

¿Qué pasos seguiré si decido tratarme?

 

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda conocer tu caso, expectativas y aconsejarte. Durante esta cita, te asesoraré, según tus expectativas, sobre este tratamiento.

En general, el tratamiento de peeling facial suele ofrecer muy buenos resultados.

También te informaré sobre todos los detalles que tendrán lugar antes, durante y después del tratamiento y, si lo deseas, podré realizártelo el mismo día o darte hora para realizarlo en otro momento.

El tratamiento se realiza en consulta, de forma no invasiva y tiene una duración máxima de 30 minutos. Al finalizar el tratamiento, podrás regresar a tus actividades diarias, prácticamente sin marcas.

Los peelings son tratamientos ambulatorios. No requieren anestesia ni son dolorosos.

Asimismo, se pueden integrar con otros tratamientos de medicina estética (toxina botulínica, ácido hialurónico, bioestimulación, mesoterapia).

Una vez realizado el diagnóstico médico, se planificarán 3 sesiones semanales.

Tras la última, dejaremos pasar dos semanas y se realizará una cuarta sesión para implementar el tratamiento si necesario

Los resultados de la se aprecian totalmente, a partir de los siguientes 7-10 días.

 

¿Notaré alguna marca?

 

Durante las primeras 24-48h es posible que notes la piel enrojecida o alguna pequeña marca, que no te impedirá realizar tus actividades diarias.

Skinboosters:

¿Qué son los skinboosters?

 

Los skinboosters o bioestimulación con ácido hialurónico son el tratamiento ideal para hidratar en profundidad y de forma duradera la piel, previniendo el envejecimiento y los daños acumulativos del sol en la piel del rostro.

Las principales ventajas de este tratamiento médico son:

  • una mejora de la calidad de la piel

  • un aumento de la luminosidad de la piel

  • el cierre de los poros

  • una mejora de las cicatrices ligadas al acné

  • la estimulación, a largo plazo, de la producción natural de colágeno

Se trata de una terapia que ofrece excelentes resultados para tratar arrugas pequeñas, así como para rejuvenecer la piel, sin realizar tratamientos invasivos o cirugías.

Los skinboosters actúan combatiendo la flacidez facial, que se aprecia desde las primeras sesiones, en las que la piel ya comienza a tener una apariencia más firme, tersa e hidratada.

El 96 % de los pacientes que se realizan skinboosters se muestran tan satisfechos con los resultados y repiten, continuando así con el tratamiento.

 

¿Quiénes pueden realizarse este tratamiento ?

 

Los skinboosters están indicados para hombres y mujeres de cualquier edad, con pieles apagadas o deshidratadas.

Generalmente, los expertos recomiendan realizarlos a partir de los 30 años, cuando se comienzan a apreciar los primeros signos de la edad en la piel del rostro.

No obstante, la bioestimulación con ácido hialurónico ofrece excelentes resultados a cualquier edad.

 

¿Qué pasos seguiré si decido tratarme?

 

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda conocer tu caso, expectativas y aconsejarte. Durante esta cita, te asesoraré, según tus expectativas y el estado general del rostro, sobre este tratamiento y/o otros complementarios para conseguir tus objetivos. Además, valoraremos cuantos tratamientos que vas a necesitar, según tu caso.

También te informaré sobre todos los detalles que tendrán lugar antes, durante y después del tratamiento y, si lo deseas, podré realizártelo el mismo día o darte hora para realizarlo en otro momento.

La bioestimulación con ácido hialurónico se realiza en consulta, de forma no invasiva, sin dolor (el producto lleva anestesia) y tiene una duración máxima de 30 a 45 minutos. Asimismo, la recuperación del paciente suele ser rápida (entre 1 y 2 horas), lo que permite que pueda regresar a su actividad diaria tras realizarse el tratamiento.

Los resultados se aprecian tras las primeras 24 y 48h y, tras el primer tratamiento, lo ideal es realizar entre 2 y 4 sesiones complementarias, durante las siguientes semanas. Tras ello, se realiza una sesión de mantenimiento, cada 6 meses.  Sin embargo, algunos pacientes pueden precisar otra periodicidad, por lo que se refiere al tratamiento, por lo que hay que valorar cada caso de forma personalizada.

Además, es importante que, tras comenzar el tratamiento con skinboosters, se adopten hábitos alimentarios y de salud que lo complementen, así como evitar la exposición solar en las zonas tratadas sin protección, el tabaquismo o la ingesta de alcohol.

 

¿Notaré alguna marca?

 

En general, depende del paciente y de su tipo de piel.

Durante las primeras 24-48h es posible que notes la piel enrojecida o alguna pequeña marca, que no te impedirá realizar tus actividades diarias.

Toxina botulínica:

¿Qué son las inyecciones de toxina botulínica?

 

La toxina botulínica, también conocida como botox, es una proteína que, infiltrada en pequeñas dosis, permite bloquear las terminaciones nerviosas, provocando una relajación temporal de los músculos en los que se inyecta.

En este sentido, una de las principales características de la toxina botulínica es su versatilidad, ya que permite prevenir la formación de arrugas, corregir líneas de expresión o asimetrías faciales.

Asimismo, se puede utilizar para tratar trastornos de la motilidad facial como el blefaroespasmo y espasmo hemifacial.

Las áreas que pueden tratarse con toxina botulínica son:

  • el tercio superior de la cara (arrugas de la frente, entrecejo o patas de gallo)

  • los labios (código de barras o sonrisa gingival)

  • los músculos responsables de la contracción muscular que produce el bruxismo

Además, la toxina botulínica actúa, en general, sobre algunas glándulas de la piel, mejorando la calidad y brillo de las zonas en las que se inyecta.

¿Quiénes pueden realizarse este tratamiento ?

 

Las inyecciones de toxina botulínica están indicados para hombres y mujeres adultos que deseen mejorar el aspecto de la piel o de las arrugas de las zonas mencionadas.

Generalmente, los expertos recomiendan realizarlos a partir de los 30 años, cuando se comienzan a apreciar los primeros signos de la edad en la piel del rostro.

No obstante, la bioestimulación con ácido hialurónico ofrece excelentes resultados a cualquier edad.

 

¿Qué pasos seguiré si decido tratarme?

 

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda conocer tu caso, expectativas y aconsejarte. Durante esta cita, te asesoraré, según tus expectativas y el estado general del rostro, sobre este tratamiento y/o otros complementarios para conseguir tus objetivos. Además, valoraremos cuantos tratamientos que vas a necesitar, según tu caso.

También te informaré sobre todos los detalles que tendrán lugar antes, durante y después del tratamiento y, si lo deseas, podré realizártelo el mismo día o darte hora para realizarlo en otro momento.

El efecto de la toxina botulínica dura de 4 a 6 meses, según el paciente y la zona tratada. Después de este período, el tratamiento se puede repetir.

La toxina botulínica comienza a actuar entre las 48-72 horas después de su aplicación y los resultados definitivos se aprecian entre 10-15 días después, momento en el que se realiza una nueva evaluación y, si es necesario, se retocan las asimetrías.

El tratamiento es rápido, prácticamente indoloro y se realiza tras aplicar una crema anestésica en las zonas a tratar. Es un tratamiento que se puede realizar de forma individual o combinado con otras terapias, como el relleno con ácido hialurónico, un peeling o una bioestimulación.

 

¿Notaré alguna marca?

 

En general, depende del paciente y de su tipo de piel.

Durante las primeras 24 a 48 horas, es posible que notes una leve inflamación, enrojecimiento de la piel o algún pequeño signo inflamatorio que no te impedirá realizar sus actividades diarias.

Sustancias de relleno:

¿Qué son los rellenos con ácido hiaurónico?

 

El ácido hialurónico es una sustancia que está presente naturalmente en nuestra piel.

Con el paso del tiempo, nuestra dermis, va perdiendo sus propiedades, dando lugar a arrugas, pérdida de tono y arrugas.

Las inyecciones de ácido hialurónico o fillers pueden tener varios objetivos, como por ejemplo:

  • conseguir un efecto rejuvenecedor, rellenando arrugas, como las de la frente o las que aparecen entre los labios y los pómulos (líneas de marioneta)

  • lograr un aspecto descansado,  rellenando surcos, como las ojeras

  • modificar la forma del rostro, para que resulte más armónica, por ejemplo, rellenando los pómulos (efecto de cara más alargada) o los labios, para que resulten más gruesos

  • voluminizar zonas de la cara que han perdido sus proporciones con el paso del tiempo (pómulos, mentón y línea mandibular)

 

El tratamiento consiste en inyectar pequeñas cantidades de ácido hialurónico en las zonas a tratar.

Los resultados se aprecian prácticamente de inmediato, aunque se pueden ver en su totalidad pasados 7-10 días. Asimismo, los efectos del ácido hialurónico duran entre 6 y 18 meses, tras su inyección, dependiendo del paciente y la zona tratada.

A diferencia del botox o toxina botulínica, las inyecciones de ácido hialurónico, se aplican en zonas donde normalmente existe presencia de colageno, con el fin de restablecer el volumen normal. Por su parte, la toxina botulínica tiene un efecto relajador de los músculos en los que se inyecta, provocando una parálisis temporal.

Los rellenos con ácido hialurónico son un tratamiento seguro y no tienen prácticamente contraindicaciones o efectos adversos, aunque algunos pacientes experimentan rojez en la zona tratada, así como una ligera inflamación o abultamiento. Estos síntomas suelen desaparecer progresivamente, los días siguientes al tratamiento.

 

¿Quiénes pueden realizarse rellenos con ácido hialurónico?

 

Los rellenos con ácido hialurónico pueden aplicarse tanto en hombres, como en mujeres, a partir de los 18 años, ya que son muchas las zonas que se pueden tratar con fines cosméticos:

  • arrugas faciales

  • labios

  • líneas de marioneta y código de barras

  • ojeras

  • pómulos

  • mentón

  • arco mandibular

  • nariz

 

¿Qué pasos seguiré si decido tratarme?

 

En primer lugar, es imprescindible realizar una visita de valoración para que pueda conocer tu caso, expectativas y aconsejarte. Durante esta cita, te asesoraré, según tus expectativas y el estado general del rostro, sobre este tratamiento y/o otros complementarios para conseguir tus objetivos.

También te informaré sobre todos los detalles que tendrán lugar antes, durante y después del tratamiento y, si lo deseas, podré realizártelo el mismo día o darte hora para realizarlo en otro momento.

La inyección de rellenos con ácido hialurónico se realiza en consulta, de forma no invasiva y tiene una duración máxima de 30 a 45 minutos. Asimismo, al finalizar el tratamiento, podrás regresar a tus actividades diarias, prácticamente sin marcas.

Los resultados de la inyección de ácido hialurónico se aprecian totalmente, a partir de 7-10 días del tratamiento, aunque ya verás los primeros cambios al salir de la consulta.

Por lo que se refiere a las recomendaciones tras el tratamiento con ácido hialurónico, son las siguientes:

  • no tomar el sol, ni rayos UVA, durante los primeros días

  • no realizar masajes en las zonas tratadas

  • no beber alcohol

 

¿Notaré alguna marca?

 

En general, depende del paciente y de su tipo de piel.

Durante las primeras 24-48h es posible que notes la piel enrojecida o alguna pequeña marca o bultito, que no te impedirá realizar tus actividades diarias.